Al Presidente

Botn Donatti

Biblio Noticias

Tesoro del galeón español hundido en Caño Paijana continúa perdido

Galen 1

 

 

Y buscando en los relatos e historias sobre tesoros y entierros en territorio zuliano, el cronista Fernando Guerrero Matheus, en su obra En la Ciudad y el Tiempo, señala uno muy popular y de antigua tradición: la del galeón español, que sacándole el cuerpo a un gran temporal que se le venía encima, a la altura de la Barra, se internó y naufragó en el “Caño de Paijana”.


La embarcación llevaba con destino a España un enorme cargamento de oro y plata –en barras- perlas y piedras preciosas, orfebrería americana, maderas y otras riquezas, estimado, según informaciones de la época, en más de 800 mil doblones. Había salido de Maracaibo, último puerto de su recorrido, a mediados de 1606.

 

“El temporal alcanzó, desmanteló y hundió por completo el repleto galeón. De su pasaje y tripulación, a penas se salvó un aprendiz de marinero, llamado Cástor Pérez Fernández, ayudante de cocina de la nave, oriundo de las Islas Canarias, quien alcanzó llegar medio muerto o medio loco a la isla de San Carlos y contó de su odisea algo tan confuso, que apenas le fue creído, estimándose mejor que se trataba se fantasías o alucinaciones de un falta de juicio. Su relato fue trasmitido al capitán Andrés de Velazco, alcalde de la población de Nueva Zamora de la Laguna de Maracaibo, quien, a su vez, informó al capitán general Don Sancho de Alquiza”, explica Guerrero Matheus.

 

El destino de ese tesoro se desconoce. No lo cuentan las crónicas ni las tradiciones zulianas de la época. Tiempo después se intentó ubicar y sacar este tesoro, pero sin resultado positivo alguno. En 1928, el general Vicencio Pérez Soto, presidente del estado Zulia, un hombre entusiasmado por los tesoros escondidos, exploró gran parte del Caño Paijana. Logró rescatar un cofre de madera y recias guarniciones de hierro que resultaron estar llenos de arena.

 

También se extrajeron del caño fragmentos de algo que pareció ser parte de un mascarón de proa, cubierto de broma. Lo encontrado fue obsequiado a Fernando Benet, escritor y periodista español, director, editor, propietario de una Guía General de Venezuela, publicada en 1929, quien durante el hallazgo se encontraba en Maracaibo en solicitud de datos para su guía.

 

Fuente: Prensa Secretaría de Cultura
Redacción: María Luisa González
Imagen: Archivo
Fech3.2017a: 13.0

biblioteca

Horario de Atención

logo maria calcao

Lunes a Viernes
8:00 AM a 07:00 PM.

Sábados
8:00 AM a 06:00 PM.

Domingos
8:00 AM a 02:00 PM.